Columna
Escuchar
Pause
Play
Stop

Covid-19, ganadores y perdedores

Por : Elias Forero Illera
Internista reumatólogo 



01 Agosto, 2022

https://doi.org/10.46856/grp.22.e129

"Recientes publicaciones muestran otros inesperados ganadores en esta lucha contra los virus: son los bebedizos basados en frutos cítricos que han preparado las abuelas desde tiempos inmemoriales"

Lecturas 232Lecturas

Licencia

Este es un artículo de acceso abierto, distribuido bajo los términos de Creative Commons Attribution (CC .BY. NC-4). Esta permitido copiar y redistribuir el material en cualquier medio o formato. Remezclar, transformar y construir a partir del material . Usted debe dar crédito de manera adecuada, brindar un enlace a la licencia, e indicar si se han realizado cambios. Puede hacerlo en cualquier forma razonable, pero no de forma tal que sugiera que usted o su uso tienen el apoyo de la licenciante. Usted no puede hacer uso del material con propósitos comerciales.

Covid-19, ganadores y perdedores

Dr. Elías Forero MD 

Orcid 0000-0001-8064-8621

 

Recibido 6 de Julio / Aceptado 27 de Julio / Publicado 1 de Agosto 2022

Cite as:  Forero Illera E. Covid-19, ganadores y perdedores . Global Rheumatology ; (5) 2022.. Available from: https://doi.org/10.46856/grp.22.e129

 

Después de tres años de pandemia, millones de personas fallecidas y muchos millones de dólares invertidos en la lucha contra el covid y sus congéneres, ¿a qué conclusiones podemos llegar?  ¿A quiénes se les puede adjudicar el éxito en esta batalla contra el SARS-CoV-2 y sus variantes? 

Lo cierto es que vamos a necesitar mucho tiempo y tecnología  para estudiar toda la información obtenida durante estos años. El verdadero éxito consistirá en controlar las futuras amenazas de una manera rápida y eficaz.  

Pero entremos en materia. ¿Quiénes ganan y quiénes pierden en este round con la naturaleza? Los primeros derrotados fueron los que creyeron que la cosa sería fácil tratando de demostrar la eficacia de viejos medicamentos con alguna propiedad antiviral previamente demostrada. 

Las teorías de los efectos antivirales de drogas como hidroxicloquina, ivermectina y azitromicina, agotaron la existencia de estos fármacos en las estanterías de las farmacias, pero no cumplieron con las expectativas en el terreno real (1). Otros perdedores, aunque ellos no quieran aceptarlo, son los colectivos antivacunas. Se valieron de toda clase de falsas informaciones y teorías conspirativas para demostrar los peligros del uso de las vacunas y aunque siempre hay un grupo de personas crédulas, lo cierto es que no lograron detener el avance de la ciencia.

Hoy, en términos de vacunación el mundo es otro. El 66,7 % de la población mundial ha recibido al menos una dosis de una vacuna contra el covid-19. Se han administrado 12.130 millones de dosis en todo el mundo y ahora se administran 5,92 millones cada día (2). Estos números dejan como claros ganadores a los científicos que apostaron al desarrollo de estos fármacos como método de control de la pandemia. No importó la técnica utilizada para la síntesis de las nuevas vacunas. Todos los biológicos una vez se aprobaron cumplieron con su papel, disminuir el número de casos graves es decir bajar la mortalidad y a fe que lo hicieron. 

Podemos incluir en el grupo ganador a la industria farmacéutica que, en tiempo récord, logró demostrar efectividad antiviral de otras estrategias farmacológicas. El Paxlovid, fármaco de administración oral que combina nirmatrelvir y ritonavir, logra reducir el riesgo de hospitalización o muerte 89 %, en comparación con el placebo, en adultos no hospitalizados pero con alto riesgo de mala evolución.

En mayo de 2021 la FDA aprobó el uso del medicamento biológico sotrovimab. Este es un anticuerpo monoclonal humanizado (IgG) de tecnología recombinante que se une con alta afinidad a un epítopo altamente conservado en el dominio de unión al receptor de la proteína S de SARS-CoV-2. Su mecanismo de acción exacto no se comprende bien, pero parece prevenir la fusión después de que el virus se une al receptor de la enzima convertidora de angiotensina 2 humana. El uso de sotrovimab se asoció con una reducción del 85 % en el riesgo relativo de progresión a enfermedad grave o crítica y hasta 79 % de reducción en el riesgo de hospitalización por cualquier causa o muerte hasta el día 29. Además, no se identificaron problemas de seguridad que comprometieran el tratamiento (3).

En el campo de la epidemiología y la salud pública se podría plantear una división de honores. Si bien se observaron errores de previsión y reacción ante el anuncio del virus (4), también es cierto que una vez organizados, lograron predecir con relativa exactitud la evolución de la pandemia y también identificaron la primera forma de control del virus, esto es, el uso generalizado de las medidas de bioseguridad. 

El lavado de manos, el uso de la mascarilla facial y el distanciamiento social resultaron siendo medidas eficaces en el control de la pandemia con una ventaja adicional, son baratas. Vacunas, antivirales, anticuerpos y toda la tecnología mencionada tiene un problemita, el costo de producción. Este tema, que impacta a todo el mundo y que afecta en mayor medida a toda nuestra zona latinoamericana, obliga a buscar otros remedios también baratos y de amplia disponibilidad.

Recientes publicaciones muestran otros inesperados ganadores en esta lucha contra los virus: son los bebedizos basados en frutos cítricos que han preparado las abuelas desde tiempos inmemoriales. Lemonelo y Naringenin (5,6) entre otras sustancias poseen interesantes propiedades antivirales lo que explica el éxito de las abuelas en el tratamiento de los síndromes virales. 

Ejemplos tenemos en todo el mundo, en Colombia el liderato lo lleva el agua de panela caliente con limón. En México un amable corresponsal nos cuenta que el jugo de limón endulzado con miel y tomado por cucharaditas es el remedio casero que no falta en el tratamiento de estas afecciones de etiología viral. Por los lados del Brasil agua de Saúco o el agua de  flores de manzanilla o de hojas de Yerbabuena endulzado con panela son las infusiones usadas en la lucha contra los síntomas del resfriado. En mi caso, fue necesario recurrir al jengibre con agua de panela. Esta infusión sirvió para aliviar la molesta tos que acompaña este síndrome viral. 

Otra medida muy utilizada en algunas regiones del país es tomar un baño con agua tibia y hojas de eucalipto. No tengo experiencia con este tratamiento pero sí tengo claro que un signo inequívoco de recuperación es encontrar al paciente saliendo del baño rasurado y vestido con una pijama limpia luego de tomar una ducha exorcizante con agua caliente. El reconfortante baño trae otros síntomas de recuperación como ganas de leer los periódicos y de tomar un buen desayuno. 

Confiemos entonces en las vacunas, en la tecnología de punta utilizada para el desarrollo de nuevos fármacos y en las infusiones con cítricos preparadas por las abuelas. De esta manera podremos controlar esta y cualquier otra pandemia que afecte a nuestro planeta. 

 

Referencias

  1. Fiolet T, Guihur A, Rebeaud ME, Mulot M, Peiffer-Smadja N, Mahamat-Saleh Y. Effect of hydroxychloroquine with or without azithromycin on the mortality of coronavirus disease 2019 (COVID-19) patients: a systematic review and meta-analysis. Clin Microbiol Infect. 2021;27(1):19-27. doi:10.1016/j.cmi.2020.08.022.
  2. https://ourworldindata.org/covid-vaccinations?country=OWID_WRL
  3. García-Lledó A, Gómez-Pavón J, González Del Castillo J, et al. Pharmacological treatment of COVID-19: an opinion paper. Rev Esp Quimioter. 2022;35(2):115-130. doi:10.37201/req/158.2021.
  4. www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/documento-espana-y-la-crisis-del-coronavirus.
  5. Senthil Kumar KJ, Gokila Vani M, Wang CS, et al. Geranium and Lemon Essential Oils and Their Active Compounds Downregulate Angiotensin-Converting Enzyme 2 (ACE2), a SARS-CoV-2 Spike Receptor-Binding Domain, in Epithelial Cells. Plants (Basel). 2020;9(6):770. Published 2020 Jun 19. doi:10.3390/plants9060770.
  6. Alberca RW, Teixeira FME, Beserra DR, et al. Perspective: The Potential Effects of Naringenin in COVID-19. Front Immunol. 2020;11:570919. Published 2020 Sep 25. doi:10.3389/fimmu.2020.570919
enviar Envía un artículo