Artículos y reportajes especiales
Escuchar
Pause
Play
Stop

Archibald Edward Garrod, la combinación de la práctica clínica con la investigación

Por : Antonio Iglesias
Historiador/investigador. Profesor titular de Medicina. Universidad Nacional. Bogotá, Colombia


Estefanía Fajardo
Periodista científica de Global Rheumatology by PANLAR.


Carlo V Caballero Uribe MD
Editor en Jefe Global Rheumatology by PANLAR



23 Noviembre, 2022

https://doi.org/10.46856/grp.26.e142

"Este médico, nacido en 1857, argumentó que la artritis reumatoide era esencialmente una enfermedad de las articulaciones y debía distinguirse claramente del reumatismo. "

Lecturas 229Lecturas

Licencia

Este es un artículo de acceso abierto, distribuido bajo los términos de Creative Commons Attribution (CC .BY. NC-4). Esta permitido copiar y redistribuir el material en cualquier medio o formato. Remezclar, transformar y construir a partir del material . Usted debe dar crédito de manera adecuada, brindar un enlace a la licencia, e indicar si se han realizado cambios. Puede hacerlo en cualquier forma razonable, pero no de forma tal que sugiera que usted o su uso tienen el apoyo de la licenciante. Usted no puede hacer uso del material con propósitos comerciales.

 E- ISSN: 2709-5533
Vol 3 / Jul - Dic [2022]
globalrheumpanlar.org 

 

Artículos y reportajes especiales

Archibald Edward Garrod, la combinación de la práctica clínica con la investigación

DOI: https://doi.org/10.46856/grp.26.e142

Citar como  :

Iglesias Gamarra A. Archibald Edward Garrod, la combinación de la práctica clínica con la investigación. Global Rheumatology.  Vol 3 / Jul - Dic [2022]. Disponible: https://doi.org/10.46856/grp.26.e142

Fecha de recibido:  21/10/2021
Fecha de aceptado: 16/11/2022 
Fecha de publicado: 23/11/2022

Autores:

Antonio Iglesias Gamarra: Profesor Titular Universidad Nacional de Colombia correo: [email protected]
Estefanía Fajardo: Periodista científica. correo: [email protected] ORCID: 0000-0003-2957-8271 
Carlo V Caballero-Uribe:  Profesor Asociado Universidad del Norte. Barranquilla Colombia . correo: [email protected] ORCID: 0000-0002-9845-8620


Nota del Editor: Con la nota sobre Archibald Edward Garrod terminamos la serie inicial de Historia de la Reumatología con personajes que abarcan el siglo XVII (Sydenham), XVIII (Heberden) , XIX (Osler y Garrod padre) e inicios  del siglo XX (Garrod hijo) que constituyen el legado para la reumatología occidental de  lo que algunos han denominado los “proto-reumatólogos” o precursores de la especialidad.


Una de sus frases ayuda a comprender el legado de este personaje :

“... método científico no es lo mismo que espíritu científico. El espíritu científico no se contenta con aplicar lo que ya se sabe, sino que es un espíritu inquieto, siempre avanzando hacia las regiones de lo desconocido, ... actúa como un freno, así como un estímulo, tamizando el valor de la evidencia, y rechazando lo que no tiene valor, y restringiendo los vuelos demasiado ansiosos de la imaginación y las conclusiones demasiado precipitadas.” 

— Archibald Garrod, "The Scientific Spirit in Medicine: Inaugural Sessional Address to the Abernethian Society", St. Bartholomew's Hospital Journal, 20, 19 (1912)

 

Sir Archibald Edward Garrod (Foto) nació el 25 de noviembre de 1857, en Marlborough (Londres). Su padre fue el también famoso Alfred Baring Garrod (1) y su su madre fue Elizabeth Ann Colchester .Lo que sus biografías indican es que su padre inicialmente tenía la intención de que Archibald estudiará negocios. Pero sus maestros lo reconocieron y lo alentaron a ingresar al campo de la ciencia y la medicina, por lo cual su destino fue la Universidad de Oxford, en la cual se convirtió en médico. (2)

Archibald Edward Garrod

Foto : Archibald Edward Garrod from: "Archibald Edward Garrod", Obituary notices of Fellows of the Royal Society, 1936-1938, volume 2, pages 225-228; facing page 225 https://wellcomeimages.org/indexplus/image/M0018311.html

¿Cómo comenzó todo su legado?

Viajé a Christ Church (Oxford) donde recibí las primeras clases sobre ciencias naturales, en 1880. Mis estudios y entrenamiento en Medicina los realicé en el hospital San Bartolomé, donde obtuve el premio Brackenburg Medical Scholarship, en 1884, me gradué ese año con el diploma M.R.C.S y M.B en Oxford.

Completé mi formación en Viena, en el Allgemeines Krankenhaus, en donde conocí y aprendí a utilizar el recién inventado laringoscopio, instrumento sobre el que escribí un libro respecto a su uso en 1886 denominado Use of the laryngoscope (2).

Me tocó esperar una vacante en el hospital San Bartolomé, pero adquirí gran experiencia como médico honorario por varios años en hospitales de la época como el West London Hospital, Alexandra Hospital For Children With Hip Disease y en el Great Ormond Street Hospital for Sick Children (3).  En 1891 entonces fui elegido miembro del Royal College of Physicians. Además, finalmente recibí nombramiento como asistente del hospital San Bartolomé en 1903 y trabajé con el doctor Herbert Morley Fletcher hasta 1910. Posteriormente me nombraron Full Physician en febrero de 1912 al retirarse Sir Norman Moore.

Se me conoce por ser un gran observador en la práctica clínica y realizar historias clínicas como Osler, pulcras y detalladas; como mi padre, nos interesaban las enfermedades articulares; de hecho, mi padre logró diferenciar la artritis reumatoide de la gota.

 

¿Y cómo entra la reumatología en sus hallazgos?

Lo mío siempre fue ser un gran observador en la práctica clínica y en historias clínicas, publicando más de 26 comunicaciones, artículos y conferencias que tratan de reumatismo, artritis reumatoide y enfermedades afines. Logrando entonces combinar la práctica clínica con la investigación (3).

La primera descripción de la artritis reumatoide se le atribuye a Landre Beauvais,  que en su tesis presentada en París en 1800 describió 9 mujeres con la enfermedad que consideraba una variante de la gota y la denominó Goutte asthenique primitive , luego Jean Martin Charcot  (1825-1895), otro de los grandes observadores clínicos de estás épocas, no había logrado diferenciar la gota, de la artritis reumatoide, la fiebre reumática y la osteoartritis y pensó que eran lo mismo; sin embargo fue el primero en informar que era más frecuente en las mujeres.

Como dije , luego mi padre logró describir muy bien el término de Artritis Reumatoide para diferenciar esta patología de las otras conocidas por lo que me estimulé a trabajar por conservar y aportar a su legado (1)

 

Hábleme más del tema de la artritis…

Argumenté que la artritis reumatoide era esencialmente una enfermedad de las articulaciones y que debía distinguirse claramente del reumatismo, que, en ese momento, consideraba una enfermedad única y específica que podía manifestarse como fiebre reumática, cardiopatía reumática o corea. Describí que los casos de artritis reumatoide presentan cuadros clínicos muy uniformes: se parecen entre sí en el modo de aparición de las lesiones articulares y en su distribución, en su persistencia y en la propensión a remisiones y recaídas, y también en las deformidades que dejan. (4) 

En relación con el tratamiento de la artritis reumatoide, comenté que era muy importante distinguir entre la etapa activa, que puede persistir durante muchos meses o años, y la etapa posterior en la que vemos daños permanentes: la contractura de los músculos, la fijación de las articulaciones y la extrañas deformidades que forman secuelas tan características de esa enfermedad.(4) ( Figuras 1 y 2 ).

Figura 1

Figura 1 Medical heritage library : This image is taken from Page 83 of A treatise on rheumatism and rheumatoid arthritisAvailable in https://www.flickr.com/photos/mhlimages/33223640238

 

Figura 2

Figura 2

Medical heritage libray: This image is taken from Page 251 of A treatise on rheumatism and rheumatoid arthritisAvalaible  in https://www.flickr.com/photos/mhlimages/32156980507

 

¿Y dónde se publicó esto?

Mis publicaciones aparecieron en el St Bartholomew ́ s Hospital Report y en la Médico Chirurgical Transactions, donde escribí sobre la corea, el reumatismo y especialmente la artritis reumatoide.

 

¿Qué siguió?

Me dediqué al estudio de las enfermedades de los niños y fui el médico del Great Ormond Hospital por muchos años. Como resultado de esta experiencia trabajé en el St Bartholomew y me uní con F.E Batten y Hugh Thursfield para editar en 1913 un gran libro sobre enfermedades de los niños en el que participaron varios autores. En este libro contribuí en dos artículos: Disease as it affects children and Disease of the Ductless Glands and of Metabolism. Además, colaboré en el Royal College of Physicians of London.

 

¿Por qué su obra es considerada fundamental?

Para poder responder esto debemos dar un contexto del tema. Empecemos porque el término reuma pertenece a la teoría humoral acerca del origen de la enfermedad y se escribe por primera vez en el fragmento de la obra hipocrática sobre las ubicaciones en el cuerpo humano (siglo V a. C), literalmente, significa fluir y Galeno fue el encargado de introducir el término reumatismo.

Pero entonces desde el siglo V se empezó a utilizar el término artritis, por ello es que se dice que mi obra es fundamental, teniendo como mérito diferenciar la palabra reumatismo como un concepto genérico, de la artritis reumatoidea, como afección articular y específica de una enfermedad mórbida, con las alteraciones crónicas (daño y deformaciones articulares).

Es importante destacar que solo hasta el año 1922 el Ministerio de Salud inglés lo adoptaría oficialmente el término de artritis reumatoide para  esta condición y los norteamericanos lo aceptaron sólo hasta 1941(5). Es así como se iniciaba una mejor comprensión de este concepto y de la enfermedad que posteriormente, para la segunda mitad del siglo XX, se convertiría en la principal enfermedad reumática.

 

Pero de su legado hay más…

En 1900, en la Bradshaw Lecture, hablé de lo descrito como Urinary payments in their pathological aspects, y en 1908 en la Croonian Lectures del Royal College of Physicians, utilicé el término de errores innatos del metabolismo. Un año después, estas conferencias se publicaron en un texto con el mismo título (6). Aquí también debemos recurrir al contexto… Uno de los grandes investigadores en el campo de las vitaminas fue el británico Frederick Gowland Hopkins, y también se dedicó al estudio de la nutrición y de la bioquímica de algunos aminoácidos como el triptófano y el glutatión. Él recibió el Nobel de Medicina, y tuvo una gran influencia sobre mí para el estudio de los pigmentos a nivel químico.

Fue para finales del siglo XIX cuando los médicos observaron un gran avance de la química especialmente con técnicas nuevas como la espectroscopia y en la primera década del siglo XX se dio el estudio de la coloración de la orina en los pacientes con alcaptonuria. (6)

Diríamos que mi trabajo representa una convergencia de la medicina clínica y la química médica con la nueva ciencia de la genética que se desarrolló tan rápidamente después de 1900.

 

¿Cómo califica su trabajo?

Es sabido que en Inglaterra, durante la década de 1890, los presupuestos tanto de la química médica como de la medicina clínica estaban experimentando sutiles pero profundos cambios bajo la influencia de la teoría de la selección natural de Charles Darwin, especialmente grande sobre Hopkins y sobre mí.

Hay un párrafo escrito que tal vez describe mi legado y  lo que representó para la Medicina: “Con toda su predilección por la ciencia experimental, Garrod permaneció, ante todo, como un médico con un profundo sentido de la dignidad e importancia de ese llamado. Al hablar, como solía hacer, de la ayuda que la Medicina recibe de la Ciencia, siempre se preocupó de enfatizar la opinión de que esto no es más que un pago de la deuda que la Ciencia tiene con la Medicina” . A propósito escribí en 1924 sobre esta deuda en The debt of Science to Medicine en la que señalé numerosas contribuciones de la observación clínica al crecimiento de la ciencia médica.

 

En una respuesta anterior mencionó a Osler. ¿Qué relación tuvieron?

En 1920 reemplacé a Sir William Osler (8) como profesor Regius de medicina en la Universidad de Oxford. En Oxford trabajé para desarrollar la investigación clínica y allí hice hincapié en que, en la enfermedad, el clínico ve fenómenos únicos, experimentos de la naturaleza, que solo él puede estudiar. Por eso el clínico necesitaba a mano sus propios laboratorios para el estudio científico de los problemas que se presentaban en la atención de los pacientes.

 


 

REFERENCIAS

  1. Iglesias A. Alfred Baring Garrod y los inicios de la reumatología moderna [Internet]. Global Rheumatology. Pan American League of Associations of Rheumatology (PANLAR); 2021.. Available from: https://doi.org/10.46856/grp.26.e105  
  2. Fresquet L Archibal Edward Garrod (1857-1936) [Internet]. Available from: https://www.historiadelamedicina.org/garrod.html
  3. Archibald Edward Garrod, 1857-1936 [Internet]. Vol. 2, Obituary Notices of Fellows of the Royal Society. The Royal Society; 1938. p. 224–8. Available from: https://doi.org/10.1098/rsbm.1938.0002
  4. Garrod A. Discussion on 'the etiology and treatment of osteoarthritis and rheumatoid arthritis.' Proc R Soc Med 1923; XVII: 1-1
  5. Sir Archibald Edward Garrod | British physician | Britannica [Internet]. Available from: https://www.britannica.com/biography/Archibald-Edward-Garrod
  6. Garrod AE. The incidence of alkaptonuria: a study in chemical individuality. 1902. Mol Med. 1996 May;2(3):274-82. PMID: 8784780; PMCID: PMC2230159.
  7. Archibald Garrod. En Wikipedia https://en.wikipedia.org/wiki/Archibald_Garrod
  8. Iglesias, A., Fajardo, E., & Caballero Uribe, C. (2021, March 10). William Osler, the father of modern medicine. Global Rheumatology. available in http://doi.org/10.46856/grp.26.e069

Fotos y figuras 

Foto : Archibald Edward Garrod from: "Archibald Edward Garrod", Obituary notices of Fellows of the Royal Society, 1936-1938, volume 2, pages 225-228; facing page 225 https://wellcomeimages.org/indexplus/image/M0018311.html

Figura 1 Medical heritage library : This image is taken from Page 83 of A treatise on rheumatism and rheumatoid arthritisAvailable in https://www.flickr.com/photos/mhlimages/33223640238

Figura 2

Medical heritage libray: This image is taken from Page 251 of A treatise on rheumatism and rheumatoid arthritisAvalaible  in https://www.flickr.com/photos/mhlimages/32156980507

enviar Envía un artículo