Cubrimiento PANLAR 2021
Escuchar
Pause
Play
Stop

Osteoartritis, un camino que se sigue descubriendo

Por : Estefanía Fajardo
Periodista científica de Global Rheumatology by PANLAR.



11 Agosto, 2021

"La doctora Silvia Papasidero hace parte de una presentación en PANLAR 2021 sobre esta patología y abordará el aspecto de la clinimetría, el cual quiere llevar a los colegas más jóvenes para que se apropien del tema."

Lecturas 191Lecturas

Licencia

Este es un artículo de acceso abierto, distribuido bajo los términos de Creative Commons Attribution (CC .BY. NC-4). Esta permitido copiar y redistribuir el material en cualquier medio o formato. Remezclar, transformar y construir a partir del material . Usted debe dar crédito de manera adecuada, brindar un enlace a la licencia, e indicar si se han realizado cambios. Puede hacerlo en cualquier forma razonable, pero no de forma tal que sugiera que usted o su uso tienen el apoyo de la licenciante. Usted no puede hacer uso del material con propósitos comerciales.

La doctora Silvia Papasidero, de Argentina, trabaja como médica de planta en el Hospital General de Agudos Dr. E. Tornú, de Buenos Aires, y ahí también se desempeña como directora de la Carrera de Médicos Especialistas en Reumatología, que es dependiente de la Universidad de Buenos Aires y de la Sociedad Argentina de Reumatología. Además, es coordinadora de residentes en el hospital.

En conjunto con la Asociación de Reumatología de la Ciudad de Buenos Aires presentaron una propuesta educativa para el Congreso PANLAR 2021 sobre osteoartritis, “somos tres disertantes y hablamos de clinimetría y una actualización de tratamiento tanto farmacológico (del cual disertará la Dra. Cecilia Asnal) como no farmacológico (a cargo de la Dra. María de los Ángeles Correa)”, explica.

“En realidad todas somos reumatólogas con muchos años de formación. En el tema que me tocó a mí, por ejemplo, clinimetría, hace muchos años que estoy trabajando en ello. Consiste en cómo hay que evaluar a los pacientes, cómo se les debe seguir. Generalmente para estas charlas lo que hacemos, es una búsqueda detallada de la bibliografía y siempre vamos actualizando todo lo nuevo, además de aportar nuestra experiencia”, explica la doctora.

En lo que se refiere a Reumatología, y especialmente en osteoartritis, su maestro fue el Dr. Rillo (quien actualmente coordina el Grupo de Estudio de dicha patología en PANLAR). En cuanto a clinimetría, uno de sus grandes maestros fue el doctor Citera, “nos enseñó cómo tenemos que evaluar a los pacientes en Reumatología y lo importante que es tener mediciones objetivas que nos permitan después saber si el paciente está mejor, está peor, qué cambios hay que hacer en el tratamiento y cuál sería el objetivo según estas mediciones que hacemos en forma sistemática en los pacientes”.

Y, para seguir explicando, compara con elementos más comunes, “así como cuando uno observa el valor del colesterol en un paciente y el objetivo para prevenir la enfermedad cardiovascular es que el mismo llegue a un valor determinado, en Reumatología tenemos un montón de herramientas para decir que, si el paciente hoy está así en este valor, ver qué es lo que hay que hacer para mejorar el tratamiento y el pronóstico. No disponemos de un solo número y un solo parámetro, sino que hay muchos aspectos que tenemos que ir midiendo en los pacientes: la calidad de vida, la función, cómo se desempeñan en las actividades de la vida diaria, cuánto le duele, cómo vé su enfermedad, cómo se maneja con el tratamiento, o sea, es bastante más complejo que un simple número, como ser, por ejemplo, el valor de la glucemia en un diabético o de la presión arterial en alguien con hipertensión. Y eso es lo que lo hace interesante y es muy necesario enseñarlo”.

Para la doctora Papasidero “aprender clinimetría y emplearla en la práctica diaria, es algo complicado, por eso es lo que yo más insisto”, y es una de las cosas más difíciles que tienen para incorporar los reumatólogos más jóvenes. “Sobre todo también porque lleva su tiempo y a veces hay muchos lugares que no dan tanto tiempo de atención para que el médico pueda tomarse en detalle, digamos medir, todo lo que tiene que evaluar. Esta es otra de las cosas que se está luchando desde las diferentes sociedades científicas, lograr que al médico se le dé más tiempo en su consulta para que tenga la posibilidad de hacer todas estas evaluaciones en los pacientes”, dice.

Ella primero hizo una especialidad que es clínica médica, “y cuando estaba terminando clínica médica me di cuenta que me gustaba Reumatología porque dentro de todas las especialidades es la que más ve al paciente en forma integral, no es un solo órgano, sino que tiene mucho de clínica general, de urgencia, de cuidados críticos y vi también que había un montón de cosas nuevas para aprender, la parte de Inmunología, de autoinmunidad, y de la cantidad de tratamientos que hay. Sobre todo, en lo que respecta a rehabilitación también me gustó mucho, así que ahí decidí hacer otra especialidad más, que fue la Reumatología”, confiesa.

Al ser preguntada sobre una frase para que sepan que deben entrar a esta parte del Congreso, ella responde: “Para aprender cómo evaluar mejor un paciente con osteoartritis y hacia dónde enfocar el tratamiento”.

Sobre osteoartritis, asegura que se han conocido más cosas, pero falta bastante en cuanto a lo que es tratamiento “porque hay muy pocos tratamientos desarrollados, así que falta un largo camino para para recorrer y, sobre todo, más desarrollo de en lo que se refiere a rehabilitación. Porque hay mucho para hacer en rehabilitación en estos pacientes, y es necesaria la formación de más profesionales dedicados a los pacientes que padecen enfermedades reumatológicas”.

enviar Envía un artículo